20 octubre 2014

Apple presentó sus nuevos iPads

El gigante tecnológico Apple presentó sus nuevos modelos de iPads, que pierden peso y ganan potencia y resolución, en un intento por frenar la continuada caída de ventas en el segmento de tabletas.
A diferencia del evento del pasado septiembre, en el que Apple dio a conocer sus nuevos iPhones y contó con la presencia inesperada del vocalista de U2, Bono, la presentación en Cupertino (California) careció de sorpresas y generó pocas pasiones.
"No parece que, a diferencia del evento de septiembre, que estuvo acompañado por una gran fanfarria, los anuncios vayan a traducirse en largas filas en las tiendas de Apple", señaló el sitio tecnológico ReCode.
El iPad debutó con gran éxito en 2010 como uno de los productos más innovadores en el segmento de tabletas, pero su popularidad ha ido menguando con la irrupción en el mercado de móviles cada vez más grandes y versátiles.
Para contrarrestar esa tendencia, que se tradujo en una caída del 19% en las ventas en el trimestre fiscal que finalizó el 22 de julio, Apple presentó su tableta más delgada hasta la fecha, el iPad Air 2, así como una versión renovada de su iPad Mini 3.
El iPad Air 2 es un 18% más fino que el iPad Air y tiene un grosor de solo 6,1 milímetros.
A eso se suma una capa en la pantalla que reduce los reflejos en un 56%, un microprocesador A8X que mejora en un 40% su rapidez y una potencia gráfica que multiplica por 180 la del modelo original.
"Miren que fina es. ¿Me pregunto si pueden incluso verla?", dijo hoy el consejero delegado de Apple, Tim Cook, durante el evento en Cupertino.
El nuevo dispositivo viene equipado, como se esperaba, con el detector de huellas dactilares Touch ID, que será clave para operar el sistema de pagos móviles Apple Pay, que estará disponible a partir del próximo lunes, según anuncio Cook.
El ejecutivo aseguró que la satisfacción de los clientes con sus tabletas iPad es del 100%, lo que atribuyó a su "simplicidad y capacidad".
"El iPad es un dispositivo simple y mágico", afirmó Cook, quien destacó que "está transformando la forma en la que trabajamos, la forma en la que aprendemos, la forma en la que jugamos".
Apple presentó también una versión renovada del iPad Mini, el iPad Mini 3, de 7,9 pulgadas, así como un nuevo iMac de 27 pulgadas y pantalla retina de gran resolución, que estará disponible en Estados Unidos por 2.499 dólares y que algunos analistas calificaron como lo más destacado del evento en Cupertino.
Más allá de eso, falta por ver si la renovación de las iPads será suficiente para frenar la caída en las ventas.
La firma de investigación de mercado Gartner estima que las ventas de tabletas a nivel mundial aumentarán un 11% en 2014, muy por debajo del repunte del 55% en el 2013.
Apple vendió 13,27 millones de iPads durante su tercer trimestre fiscal que finalizó el 22 de julio, una caída del 19% frente al trimestre anterior.
Pese a esos datos, Cook insistió en que Apple vendió más iPads en sus cuatro primeros años que cualquier otro producto en la historia de la compañía, con 225 millones de unidades vendidas.
Destacó, además, que se crearon 675.000 aplicaciones exclusivamente para el iPad, la última invención presentada por el mítico fundador de la compañía, Steve Jobs.
El iPad Air 2 se comercializará a partir de los 499 dólares, y el iPad Mini 3 se venderá por 399 dólares.
Apple también mostró su nuevo sistema operativo OS X Yosemite, un producto anunciado en junio y que podrá descargarse de forma gratuita en todos los Macs.
La última actualización de su sistema operativo para móviles, el iOS 8.1, también está disponible.
Por lo demás, Cook indicó que el sistema de pagos electrónicos Apple Pay, que requerirá la verificación a través de una huella digital, cuenta con el respaldo de más de 500 bancos.
Apple asegura que los usuarios de iPhone podrán utilizar Apple Pay en 220.000 establecimientos de Estados Unidos, entre ellos la cadena de comida rápida McDonald's, así como los grandes almacenes Bloomingdale's y Macy's.
La cifra no deja de ser pequeña, si se compara con los más de nueve millones de comerciantes estadounidenses que aceptan tarjetas de crédito y débito.

El tsunami de la tecnología acaba con la geografía

El avance exponencial de la tecnología, la hiperconectividad y la creciente participación de los 4.000 millones de ciudadanos de los países emergentes generarán un tsunami y cambiarán radicalmente el mundo en pocos años, convirtiéndolo en un lugar donde cualquiera puede competir y cooperar.
Esa es, al menos, la opinión del autor de "El mundo que viene" (Ed. Gestión 2000), Juan Martínez-Barea, ingeniero industrial, máster en dirección de empresas por el MIT y embajador para España de la Singularity University, la iniciativa educativa creada por Google, la NASA y tecnólogos de Silicon Valley.
Martínez-Barea considera que el mundo afronta un "gran sunami" que se empieza a producir debido a la combinación de tres "megatendencias".
Y estas son la aceleración de la tecnología y su impacto en todos los ámbitos de la vida, la hiperconectividad -ya hay 2.900 millones de personas conectadas a la plataforma global que es internet y la cifra será de 7.000 en 2020-, así como el ascenso de los emergentes y, por extensión, del poder de 4.000 millones de ciudadanos.
Esa confluencia generará un "cambio radical" que se gestará a través de áreas como la biotecnología, la robótica, la inteligencia artificial y la nanorobótica, áreas de innovación que van a cambiar radicalmente el mundo.
Optimista convencido, Martínez-Barea ha escrito "El mundo que viene" como una llamada a la acción y una defensa de que la revolución tecnológica va a llenar el mundo de oportunidades que cualquier individuo, con independencia de su origen, puede aprovechar.
"Este mundo que viene, cada vez más, nos independiza de la geografía. Cada vez es menos importante dónde vive o ha nacido alguien, porque este mundo que viene, tan hiperconectado y con las armas de la tecnología, permite que una persona esté donde esté y viva donde viva pueda competir con los mejores del mundo", sostiene.
Eso sí, el experto matiza que en ese mundo de meritocracia la competencia no da cuartel y requiere esfuerzo y aprendizaje continuos.
Cree firmemente que "cada niño nace con una estrella interior" y que será más sencillo que nunca sacarla en este futuro que acecha, "pero para ello hay que tener esa actitud de estar continuamente mejorando y superándose".
Aunque Martínez-Barea reconoce que en internet la sobreabundancia de información es un reto, confía en la capacidad del ser humano para bucear en ella.
Además, pronostica que la educación va a centrarse en enseñar a aprender más que en transmitir conocimiento y que los profesores pasarán a convertirse en guías, en "sherpas" que enseñen dónde está la buena información y dónde la mala.
En su libro se destaca el potencial de la tecnología, aunque este tecnólogo es consciente de que sus efectos negativos también resultan cada vez más potentes.
"A medida que la tecnología avanza, su poder se vuelve más fuerte y puede hacer que un loco haga daño al mundo. Hace falta una gobernanza mundial y una evolución de la ética para que el efecto negativo de la tecnología se minimice y se potencien los positivos", dice.
Martínez-Barea explica que ha tenido la "suerte" de vivir durante 15 años entre dos mundos: a medio camino entre la innovación y la creación de empresas tecnológicas (MIT y Singularity University) y el mundo que se vive en España.
"En España, desde hace siete años, todos los mensajes que tenemos son negativos (...). Es una depresión que te paraliza". Hacen falta luces blancas, gente que ofrezca una visión más positiva de lo que viene para que la gente tenga otra actitud ante la vida y tenga esperanza, sobre todo los más jóvenes", agrega.
El ingeniero critica que España no sea "consciente" de que en el mundo están ocurriendo "cosas increíbles".
"Vivimos un poco como los caballos que van con los ojos tapados y sólo pueden ver lo que tienen debajo de sus pies", asevera.

03 octubre 2014

Call of Duty: Advanced Warfare: artesanía que vislumbra la guerra del futuro

"Call of Duty: Advanced Warfare", la próxima entrega del videojuego de guerra por definición, presume de artesanía para vislumbrar con un realismo visual obsesivo cómo serán los conflictos bélicos dentro de 40 años.
Tres años dedicó el estudio Sledgehammer Games en dar a luz el nuevo videojuego, en el que presume de "narrativa cautivadora" y de orgullo por el detallismo extremo.
Para cumplir con la máxima del realismo que guía año a año a "Call of Duty", aun en un escenario futurista, llevó a cabo una intensa tarea de documentación y ha buceado en instituciones oficiales -incluso en documentos clasificados- y universidades para perfilar un conflicto bélico creíble, pese a tener lugar dentro de 40 años.
"Dios mío, nunca he investigado tanto en toda mi vida. En Berkeley, el MIT, la NASA, Darpa..., trabajamos con un futurólogo del Pentágono cuya misión consiste en pensar qué escenarios tendremos que afrontar en 25 años y cuál será el próximo enemigo", explicó en una entrevista con EFE su cofundador, Glen Schofield.
"Investigué tantísimo que ahora me preocupa que la CIA tenga mi número de teléfono", bromeó.
Ese proceso desembocó en el diseño de armas y comunicaciones futuristas y, sobre todo, del "exoesqueleto", una estructura corporal que dota a los jugadores de habilidades espectaculares (de movimiento, ataque y defensa).
Schofield asegura que el exoesqueleto es una gran innovación en un género tan visitado como el de los disparos.
Bajo el lema "el poder lo cambia todo", "Modern Warfare" narra la historia de la emergencia de una organización militar privada allá por el año 2054.
Sería osado hablar de un "Call of Duty" de autor; al fin y al cabo su fórmula de éxito pasa por la interacción de los disparos y la mecánica realista, pero Schofield asegura que en esta entrega se aprecia que Sledgehammer Games ha puesto "cuerpo y alma" en su desarrollo.
No sólo porque se adivinan en él reflejos y matices de anteriores juegos de este estudio sino por su lenguaje propio en el arte y los movimientos.
"Se aprecia nuestro toque en la artesanía: cada esquina, cada detalle ha sido pensado y meditado. Ha participado gente que deseaba fervientemente trabajar en 'Call of Duty' y a la que le pedimos que, por muy insignificante que fuera aquello a lo que dedicaban la jornada, lo hicieran como si se tratara de una obra maestra. Y lo hicieron. Creo que se notará ese esmero", defendió Schofield.
Las armas, los disparos, siguen siendo el elemento definitorio de la franquicia, su atractivo para que año a año sea uno de los videojuegos más vendidos -sólo superado hasta la fecha por "GTA V"-, pero en esta ocasión se ha querido dar entidad al argumento y crear "una gran historia".
"La guerra es la guerra en 'Call of Duty' -reconoció el responsable del estudio-, pero creo que hemos puesto acento en el porqué de la misma".
Y la historia, con un único protagonista en esta ocasión -y la participación de Kevin Spacey-, está impregnada de asuntos políticos que se inspiran en el discurrir de la democracia o en la primavera árabe, pero también en cualidades humanas como la superación y la esperanza y sentimientos como los de pérdida y dolor.
"Hay mucha meditación detrás y espero que los jugadores lo aprecien", sostuvo.
Sin embargo, Schofield promete que el usuario se topará con la acción, y por ende con la diversión, nada más entrar en el juego.
La personalización es otro de los pilares de esta entrega: el usuario tendrá acceso a 20.000 millones de combinaciones (de físico, vestuario, indumentaria, instrumentos) diferentes.
"Ahora el juego es como una red social, con la gente fanfarroneando, diciendo, 'ey, miradme'. Así que les damos las herramientas para hacerlo, porque les divierte", apuntó.
También se invirtió mucho esfuerzo en un multijugador "frenético" que consiga que el jugador vuelva cada día a conectarse con la comunidad.
"Call of Duty: Modern Warfare" llegará a todo el mundo el próximo 4 de noviembre para PC, Xbox One, PlayStation 4, Xbox 360 y PlayStation 3.
"Este es nuestro arte, tres años de nuestra vida. Ahora necesitamos un poco de descanso", dijo el creativo.
¿Quizá sea el momento propicio para dedicarse a un juego naíf diametralmente opuesto a este de disparos, quizá sobre flores?
"No soy ese tipo de hombre al que le gustan las flores. Me van las piezas colosales de acción (...) Estoy contento de que lo hayamos terminado, pero lo voy a echar de menos", finalizó.

Violeta Molina - EFE.

29 septiembre 2014

Rumania, un nuevo Silicon Valley

Salarios bajos, disponibilidad de buenos profesionales y numerosos incentivos fiscales favorecieron el desembarco de multinacionales de la informática en Rumania, hasta el punto de que algunos expertos no dudan en referirse al país como un nuevo Silicon Valley.
El gigante estadounidense Oracle, que tiene ya 2.200 empleados en Rumania, acaba de anunciar que contratará a varios cientos de informáticos antes de que acabe el año.
También la compañía rusa de software Luxoft, con 800 profesionales en Rumania, trasladará al país balcánico a unos 500 programadores de sus oficinas de Rusia y Ucrania, ante la escalada de la tensión en este país.
Incluso Deutsche Bank planea contratar este año a medio millar de profesionales para su centro global de tecnología en Bucarest, desde el que se desarrollarán aplicaciones informáticas para los millones de clientes de la entidad en todo el mundo.
Todas las grandes compañías informáticas, como Microsoft, Oracle, Vodafone, Adobe, Dell, Ubisoft o INTEL, cuentan ya con centros de desarrollo en Rumania, y más de 8.000 empresas se han ido instalando en los últimos años en la periferia de Bucarest.
Ante ese panorama, algunos expertos aseguran que Rumania, y Bucarest en particular, no tienen nada que envidiar a Silicon Valley, como es conocida la zona de California, sede de grandes compañías de alta tecnología.
Rumania cuenta hoy con más de 64.000 profesionales de la informática, el primero de Europa y el sexto del mundo en relación a la población total, según la consultoría de tecnología Gartner.
Los bajos salarios son parte de la explicación del surgir de esta "meca europea" de la tecnología.
Aunque el aumento de la demanda de profesionales hizo que suban los honorarios, los 1.200 euros netos mensuales que puede ganar hoy día un informático rumano, aún se está muy lejos de los 4.000 que cobra un colega en los países ricos de Europa.
Pese a esa diferencia, ese sueldo supera con creces los 350 euros del salario medio en el país más pobre de la Unión Europea.
Otro factor es la buena preparación de los profesionales y sus conocimiento de idiomas extranjeros.
"Los rumanos son unos apasionados por la nuevas tecnologías; incluso suelen llevar varios móviles, hablar varios idiomas, al mismo tiempo que su grado de profesionalización está en un constante crecimiento", explica a Efe Manel Ballesteros, director de SII Romania, una compañía francesa de nuevas tecnologías.
"Muchas empresas están valorando la calidad-precio que ofrece Rumania", cuenta Ballesteros.
Otro elemento que ha atraído a las multinacionales fueron los incentivos a la inversión por parte de las autoridades rumanas.
El Gobierno ofrece desde 2012 una reducción de las cargas fiscales de entre el 15 y 50 por ciento a las empresas que contraten a un mínimo de 200 personas en un periodo de tres años.
IBM y Vodafone ya se acogieron a esta iniciativa y su voraz búsqueda de informáticos provocó incluso una escasez de profesionales.
"La demanda de especialistas en nuevas tecnologías es mucho mayor de lo que ofrece el mercado actual", explica a Efe Andreia Patroiu, directora de la empresa de contratación IT Senior Tech.
Las compañías trataron de repatriar a rumanos que hace años se fueron a trabajar al extranjero y también contratan a profesionales de países como Moldavia y Bulgaria.
Lo cierto es que el sector de la tecnología punta está ganando peso dentro de la economía rumana.
En 2009, la industria informática supuso apenas un 1,1 por ciento del PBI rumano. El pasado año, ese porcentaje se había triplicado y sólo las exportaciones de servicios informáticos supusieron 1.400 millones de euros.
"Exportamos un 98 por ciento de lo que producimos", cuenta el informático rumano Florin Talpes, fundador de la empresa de antivirus Bitdefender.
Más allá de los bajos sueldos y los apoyos gubernamentales, el hecho de que Rumania sea un paraíso de piratas informáticos también contribuyó a crear la fama de los rumanos como buenos informáticos.
Rumania fue en 2012 el segundo país, tras China, de origen de ataques informáticos por "hackers", según un estudio de la empresa de telecomunicaciones Verizon.
"Los 'hackers' rumanos hasta lograron vender por Internet hasta yates y aviones", según Talpes.

Raúl Sánchez Costa / EFE.

Las redes sociales, un espacio para la búsqueda de la identidad

Tráfico de niños, bebés robados al nacer y sustituciones de identidad constituyen la cara más oscura de la adopción en Argentina, un país en el que unos tres millones de personas, según las organizaciones que luchan por la identidad biológica, desconocen sus verdaderos orígenes.
Son un gran número de argentinos, de entre 30 y 55 años, los que han quedado al margen de las políticas de restitución de niños apropiados durante la última dictadura militar (1976-1983), y han encontrado en Internet y las redes sociales un espacio para difundir su historia y encontrar otros en su misma situación.
Mariana Rodríguez, que comenzó su búsqueda a principios de este año, es integrante de la red "Hermanas y madres del alma" junto a otras mujeres de Córdoba presuntamente vendidas por una partera y adoptadas de forma ilegal.
La obstetra señalada por el grupo era Mafalda Journade, fallecida hace dos años, pero muchas de las mujeres tuvieron contacto con ella mientras investigaban de forma individual.
Saben que fue una empleada en una maternidad de la provincia de Córdoba, y que "tenía muchos contactos" con una organización que se dedicaba a traficar niños hace treinta años.
Cuando Rodríguez comenzó a preguntar sobre los pasos que debía dar para empezar a buscar sus orígenes biológicos, descubrió que su adopción había sido irregular.
En Facebook encontró la página de "Hijos biológicos", una red que realiza la misma tarea a nivel nacional, y por ese medio contactó con el grupo de Córdoba con el que tenía una historia en común.
Como ella, una veintena de jóvenes de "Hermanas y madres del alma" buscan información y reciben denuncias de casos similares, además de contar con tres madres que se han acercado con la intención de buscar a sus bebés.
"Hablamos, nos contamos nuestras historias, nos sirve mucho como contención para sanar", indicó Rodríguez a Efe.
"Somos personas que no tenemos resentimiento. Nuestra búsqueda es desde el amor y la sanación interior. No queremos judicializar ni juzgar a nadie", añadió.
"Hermanas y madres del alma" es sólo una de las organizaciones que aglutinan a estas personas que ven en el principio de su vida una gran incógnita a resolver.
En Argentina también están conformadas las redes "Raíz Natal", "Hijos Biológicos en Busca de la Identidad", la "Asociación ¿Quiénes somos?" y la página de Facebook "Identidad sustituida".
Las personas que las integran tienen datos en las partidas de nacimiento que suelen estar alterados, no pueden rastrear su origen y suelen enfrentarse contra la negativa de los establecimientos a mostrar algún tipo de registro, por lo que también reclaman al Estado una asistencia en la búsqueda.
Un proyecto de ley por el Derecho a la Identidad presentado recientemente en el Parlamento argentino por iniciativa de estas organizaciones propone crear un Instituto Nacional para la Búsqueda de la Identidad de Origen y Biológica de las Personas.
"Se calcula que cerca de tres millones de personas en nuestro país no conocen su identidad de origen o biológica. Se trata de víctimas de uno de los delitos más abyectos: la apropiación de menores", sostiene el texto de la iniciativa.
El proyecto también promueve que el banco de datos genéticos utilizado para los análisis de ADN de las víctimas del terrorismo de Estado se amplíe para estas búsquedas de identidad que no se amparan en las mismas políticas de los niños apropiados en la dictadura.
El trámite demasiado burocrático para adoptar en Argentina provoca dificultades y genera un tráfico paralelo, porque las parejas buscan niños en un ámbito irregular ya que en el legal hay esperas demasiado largas.
La ley 24.779 establece que cualquier persona mayor de 30 años puede inscribirse como postulante a guarda con fines de adopción, después de armar un legajo con una carta dirigida a un juez para explicar las razones de la decisión y una serie de actas, certificados, informes y antecedentes, entre otros papeles.

Aldana Vales / EFE.

26 septiembre 2014

Globant inauguró sus nuevas oficinas en Mar del Plata

Globant, empresa de servicios de tecnología enfocada en el desarrollo de soluciones de software innovadoras, inauguró sus nuevas oficinas en Mar del Plata, ciudad en la que cuenta con operaciones desde 2012. Desde este nuevo centro, ubicadado en el antiguo Museo del Mar, en avenida Colón 1114, la compañía trabajará en el desarrollo de productos de software innovadores para algunas de las marcas más reconocidas a nivel mundial.
"Estamos muy emocionados por plantar nuestra bandera en Mar del Plata. Desde que fundamos Globant hemos tenido el sueño de construir una empresa global, que brinde posibilidades de crecimiento profesional a los jóvenes, sin importar el lugar donde estuvieran radicados. Comenzamos a trabajar aquí con un pequeño equipo de Globers, y fuimos creciendo mientras descubríamos el potencial de esta localidad. Hoy vemos una ciudad en crecimiento, con profesionales que se están destacando a nivel mundial, y con un pool que sigue en expansión día a día", declaró Martín Migoya, co-fundador y CEO de Globant.
"Como marplatense estoy extremadamente orgulloso y feliz de abrir este nuevo centro de desarrollo en la ciudad. Esta oficina permitirá a muchos marplatenses como yo tener una carrera internacional y acceder a tecnología y proyectos de punta sin necesidad de dejar nuestra querida ciudad", comentó Guibert Englebienne, co-fundador y CTO de Globant.
Con el mismo concepto que comparten el resto de las oficinas de Globant en el mundo, los Globers marplatenses también disponen de espacios que fomentan el espíritu de innovación y creatividad, como son el auditorio, la terraza, la sala de música y las salas de Chill Out. La estructura, además, fue acondicionada para resaltar las características del antiguo Museo del Mar. El edificio fue adaptado pero mantiene la arquitectura original con un acuario y las muestras del tradicional museo, que aun pueden ser visitadas como parte del programa Open House de Globant, que invita al público a conocer sus oficinas.
Con Mar del Plata, Globant suma un total de 25 centros de desarrollo en 16 ciudades de Argentina, Colombia, Uruguay, México y Estados Unidos.

Los teléfonos móviles del futuro trabajarán para nosotros

Baris Gultekin, el ingeniero que desarrolló Google Now, una especie de "asistente personal" del usuario, imagina un futuro en el que los teléfonos móviles "trabajarán" para nosotros y nos darán información útil sin necesidad de pedírsela.
"Llamamos a los teléfonos de hoy en día inteligentes, pero en realidad no lo son tanto. No hacen cosas para uno. Hay que estar diciéndoles todo el rato lo que tienen que hacer", dijo Gultekin en una entrevista con EFE en la sede de Google, en Mountain View (California).
Google Now, dice Gultekin, "puede cambiar el futuro". "Estamos -asegura el ingeniero- en los inicios de algo que puede resultar fenomenal".
Considerado el competidor de Siri, la aplicación de Apple para el sistema operativo iOS que responde a preguntas del usuario y hace recomendaciones, Google Now se concentra en ayudar a gestionar las tareas diarias, así como ofrecer información sobre viajes y pasatiempos como el deporte o el cine.
El servicio nació durante el 20 por ciento del tiempo que Google concede a sus empleados para trabajar en lo que se les antoje.
"Empezamos este proyecto de forma paralela con otro ingeniero", explicó Gultekin, quien indicó que Google Now se nutre del resto de servicios de Google como "gmail" o los mapas y ofrece información basándose en el contexto de la persona que lo utiliza, para lo que resulta clave la información sobre la ubicación física del usuario.
"Podemos decirte cómo está el tráfico durante tu viaje diario al trabajo (...) o las condiciones meteorológicas justo cuando te levantas", afirmó el ingeniero, quien cree que la tecnología debe de ayudar a facilitar la vida de las personas y no interponerse en su camino cuando no la necesitan.
"O sea, que si estás planificando un viaje y quieres recordar a qué hora es el vuelo, la respuesta debería de estar lista sin que la pidas, y cuando aterrizas y vas rumbo al hotel, lo mismo. No deberías de tener que buscar en el 'gmail' tu número de reserva", añadió.
Gultekin considera que la evolución del buscador de Google hizo posible la aparición de Google Now.
El buscador comenzó ofreciendo una serie de vínculos a sitios web en función de una serie de palabras y dio un paso adelante al añadir imágenes y vídeos a las páginas web.
El tercer gran paso llegó con lo que Google bautizó como "knowledge graph" (gráfico de conocimiento), que ofrece información estructurada y detallada sobre un tema, además de vínculos a otros sitios.
El objetivo es que el usuario utilice esa información para resolver sus dudas sin tener que navegar a otros sitios para buscar la información que requiere.
"El gráfico de conocimiento lo que hace es entender distintas cosas y la relación entre ellas", y permite encontrar respuestas muy rápido, señaló Gultekin.
Para el ingeniero, Google Now es el próximo paso en esa evolución, al ofrecer respuestas antes incluso de que uno las busque.
Es decir, si el servicio sabe que faltan pocas horas para un vuelo, comparte con el usuario la información sobre el viaje sin que éste tenga que pedirla o, si sabe que el dueño del teléfono tiene una reunión a cierta hora y hay un problema con el transporte público, lo avisa y le recomienda una nueva ruta.
Los programadores de Google esperan equipar el servicio con nuevas funciones, como recomendaciones basadas en experiencias simulares de otros usuarios.
Pero para convertirse en un "asistente personal" realmente eficaz, Google Now necesita saberlo todo, lo que podría convertirse en un problema en medio de una preocupación creciente por la privacidad.
"El nuestro es un servicio opcional y somos muy claros con las cosas en las que podemos ayudar", dice Gultekin.
El servicio está operativo en más de 40 países y funciona en alrededor del 80 por ciento de los teléfonos que tienen el sistema operativo Android.

Teresa Bouza / EFE.

La Web

La Web
La Web 2.0 abrió nuevos horizontes